El 14 de marzo del año 2014, varios periódicos de la ciudad de Vigo, anunciaban que Las Tres BBB, un icono del comercio de la ciudad olívica y el más antiguo del sector textil, ya no volvería a abrir sus puertas. “Otro comercio histórico que se pierde en Vigo” afirmaba Manuel Ferro, su último responsable y heredero de la saga propietaria.

Fundada a principios del siglo XX, concretamente en 1915, en los años 30 era un establecimiento de referencia internacional, compitiendo con la Villa de París o la Maison Blanc y, en los 70, cuando vivió sus días de esplendor, se le conocía como “La Casa de los Novios”, pudiendo despachar cinco trajes de novia y veinte de caballero al día, cuando llegó a haber hasta 35 personas en plantilla.

Junto a la de ceremonia, y en un alarde de modernidad, fue la primera que tuvo a la venta ropa vaquera, 32 marcas distintas, presentes aún en los artículos,carteles y pegatinas de sus paredes, que por entonces, hacían furor : Rok, Lee, Wrangler, Old Chap, Grins, Caster o Quenk. En los años dorados se despachaban diariamente, una media de 250 pantalones.

Acudir a las cuatro plantas de Las Tres BBB, ubicada en el nº 7 de la calle Policarpo Sanz, era tan habitual como ir hoy a surtirse de prendas a alguna de las firmas gallegas más internacionales.

Su reciente cierre pasa a engrosar la lista de comercios históricos que aún perviven en la memoria de muchos gallegos. La crisis económica, la falta de relevo generacional, la evolución de los gustos y de las preferencias de los consumidores y la proliferación alocada de grandes superficies comerciales, que ha roto el equilibrio necesario para la convivencia razonable del comercio tradicional y el moderno, parecen ser las causas de esta sangría que está llevando, además, a una profunda transformación de la fisonomía urbana.

El 14 de marzo del 2014, como ya lo hicieran en muchos otros, el tiempo se paró en el comercio de las confecciones buenas, bonitas y baratas para señora, caballero y niño.

Free Joomla Lightbox Gallery